Mirador de Vilnius con la Torre Gediminas y la Catedral
Destinos,  Europa,  Lituania

Qué ver en Vilnius: la capital de Lituania al detalle

Globos en el aire, ríos, bosques, iglesias, museos, castillos, palacios y hasta un barrio autodeclarado país independiente. Vilnius es la capital de Lituania y ciudad más importante del país. Su casco histórico es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y parada obligatoria en las rutas por el báltico. Son muchos los atractivos turísticos de la capital lituana, y aquí encontrarás mucho más que los imprescindibles que ver en Vilnius, para que disfrutes de la ciudad como si fueras un lituano más.

¡Bienvenidos a Vilnius, la capital de Lituania!

Qué ver en Vilnius: el origen de la Ciudad de las Iglesias

Vilnius también es conocida como la Ciudad de las Iglesias. Y es que casi a cada paso te encontrarás una diferente, de todo tipo de colores, estilos y épocas. Además, Vilnius llegó a ser conocida como la Jerusalén del Norte por la gran concentración de población, escuelas judías y más de un centenar de sinagogas antes de la invasión alemana en la II Guerra Mundial que destruyó todas… excepto una que sigue en activo.

Historia de Vilnius: origen de la ciudad

Vilnius es una ciudad de sueños. Y es que cuenta la leyenda que el Gran Duque Gediminas tras salir de caza por los alrededores de Trakai, tuvo que dormir en lo alto de una colina cerca de los ríos Neris y Vilnia. Esa noche tuvo un sueño con un enorme lobo de hierro, el cual aullaba como si hubiera cientos de ellos.

Al día siguiente, Gediminas volvió rápidamente a Trakai para contárselo a Lizdeika, la maga oficial, y saber su significado. Ella le indicó que debía construir una gran ciudad en ese mismo lugar la cual, algún día, llegaría a convertirse en la gran capital del imperio lituano. Por esta razón, Gediminas es considerado el responsable del nacimiento de Vilnius.

Imprescindibles que ver en Vilnius

Catedral de Vilnius, el corazón de la capital

Toda visita a la capital lituana comienza en la Plaza de la Catedral de Vilnius, epicentro de la ciudad y primer punto que visitar en Vilnius. En ella se encuentra la Catedral de San Estanislao y San Ladislao junto a la Torre del Campanario. Es un lugar histórico ya que en la Catedral de Vilnius tuvieron lugar las coronaciones de los Grandes Duques de Lituania. Asimismo, en su interior se sitúan la Capilla de San Casimiro, Patrón de Lituania, y descansan algunas de las grandes figuras del país como Vytautas el Grande en las criptas de la catedral.

En la Plaza de la Catedral también podrás ver el Monumento de Gediminas, fundador de la ciudad de Vilnius, y en el suelo se señala el recorrido que tenía la antigua muralla defensiva de la ciudad.

La Torre de Gediminas, símbolo de Lituania

En lo alto de la ciudad se encuentra la Torre de Gediminas, parte del antiguo Castillo de Vilnius y de la muralla defensiva que protegía la ciudad. La torre es uno de los símbolos del país, lugar de nacimiento de la actual capital donde transcurre la leyenda de Gediminas y en la que siempre ondea la bandera de Lituania.

Puedes subir caminando o con el funicular para contemplar la panorámica del casco antiguo, además de visitar en su interior el Museo del Castillo de Gediminas con diversas maquetas de cómo era el lugar años atrás.

Mejores actividades que hacer en Vilnius

Puerta de la Aurora, la Madonna de Vilnius

Uno de los lugares más sagrados que ver en Vilnius es la Puerta de la Aurora, la única de las cinco puertas originales de entrada a la ciudad en el siglo XVI que ha sobrevivido a las diferentes guerras y batallas lituanas.

Sobre la también llamada Puerta del Amenecer se encuentra la Capilla de la Virgen María, lugar de peregrinaje y cuya imagen de la Virgen María sin el niño es todo un icono a nivel mundial. Y es que es poco habitual encontrar una imagen de la Virgen sin el niño. De hecho, esta imagen es conocida como la Madonna de Vilnius. Se le atribuyen muchos milagros desde su origen en el siglo XVII y se ha convertido en un lugar de rezo al aire libre en pleno casco histórico de Vilnius.

Iglesia de Santa Ana, el templo de Napoleón

Uno de los templos religiosos más bonitos que visitar en Vilnius es la Iglesia de Santa Ana. Con su estilo gótico y color rojizo llegó a enamorar al mismísimo Napoleón en su paso por la ciudad lituana, quién la quería trasladar hasta Francia. Detrás de ella se encuentra la también gótica Iglesia Bernardina o de San Francisco de Asís, de mayores dimensiones y la cual llegó a ser utilizada con fines militares y como almacén.

Sede de la Universidad de Vilnius

Fundada en el año 1579 por los jesuitas, la Universidad de Vilnius es una de las universidades más antiguas de Europa del Este y la más importante del país. Un recorrido por sus patios, ver los frescos de la Biblioteca, entrar a la Iglesia de los Santos Juanes o subir a la Torre del Observatorio Astronómico para disfrutar de sus vistas son algunas de las cosas que hacer en este recorrido por la sede de la Vilniaus Universitetas.

Calle del Castillo, Pilies Gatve

La avenida peatonal más importante de la ciudad es la calle del Castillo o Pilies Gatve. Esta avenida une la Catedral de Vilna con la Plaza del Ayuntamiento, donde está el propio Ayuntamiento y la principal oficina de turismo de Vilnius. Es la calle principal del casco histórico de la ciudad y está siempre llena de vida con las tiendas, restaurantes, cafeterías y donde también es habitual encontrar los puestos del mercadillo principal de la ciudad.

Casa de los Signatarios, Independencia de Lituania

En el número 26 de Pilies Gatve se sitúa la Casa de los Signatarios, lugar donde el 16 de febrero de 1918 se firmó el Acta de Independencia de Lituania y en la que se declaraba a Vilnius capital del nuevo país independiente de Rusia. Aunque poco duró esta independencia con las invasiones de Polonia, Alemania y los soviéticos en las siguientes décadas. Hoy en día funciona como Museo en la que ver el Acta Real, la Sala donde se firmó y donde también podrás conocer más la historia de cómo se gestó esta independencia y de los miembros que firmaron esta acta.

Iglesia Ortodoxa de San Paraskeva

También en Pilies Gatve se encuentra la coqueta y diminuta Iglesia Ortodoxa de San Paraskeva. Desde el siglo XIV esta iglesia ha sido reconstruida en varias ocasiones ya que ha sufrido varios incendios. En la segunda mitad del siglo pasado llegó a funcionar como Museo y Galería de Arte ante la prohibición rusa de continuar con su actividad habitual. Junto a ella se ubican los puestos que conforman un pequeño mercadillo donde realizar tus compras de souvenirs y otros productos locales.  

Museo KGB de las Víctimas del Genocidio

El Museo KGB de las víctimas del Genocidio es uno de los lugares que ver en Vilnius imprescindibles si se quiere vivir en primera persona el coste de la lucha reciente de un pueblo por un país y una cultura que se mantuvo unida en décadas de gran represión.

El Museo del Genocidio se sitúa en la antigua sede de la agencia de inteligencia rusa, la KGB. Recuerdan el lado más oscuro y trágico de la invasión soviética en Lituania. No fue solo el centro base de operaciones para deportaciones, encarcelamientos y ejecuciones de miles de lituanos, sino que también llegó a funcionar durante décadas como prisión y lugar de ejecuciones. Una gran colección de fotos, vídeos y objetos recuerdan estos años. Además, podrás visitar el sótano donde se ubicaban las celdas y la temible sala de torturas y ejecuciones, con huellas de balas de este triste pasado.

La colina de las tres cruces, uno de los mejores miradores que ver en Vilnius

Visibles desde gran parte de la ciudad, cuenta la leyenda que la colina de las tres cruces recuerda a siete monjes que fueron atados en cruces de madera y tirados a las aguas del río Neris. Fue siglos más tarde cuando tres monjes quisieron recordarles mediante la colocación de este Monumento de las tres cruces en lo alto de esta montaña. Además, este lugar es también uno de los mejores miradores de Vilnius, desde el que podrás contemplar unas fantásticas vistas de la capital lituana.

Gedimino Prospektas, de compras por Vilnius

La calle comercial más importante que ver en Vilnius es la Avenida Gediminas. En sus dos kilómetros de longitud encontrarás todo tipo de tiendas y restaurantes de marcas conocidas, hoteles, bancos y edificios como el del Ministerio de Economía, el Parlamento, la Academia Lituana de Música y Teatro o el Teatro Nacional de Arte Dramático, con las famosas tres musas de su fachada representando el drama, la comedia y la tragedia.

Iglesia de San Pedro y San Pablo

Una de las iglesias más bonitas que ver en Vilnius es la Iglesia de San Pedro y San Pablo. De estilo barroco, este templo fue construido en el siglo XVII y enamora a todos sus visitantes por la belleza de su decoración interior. Y es que sus frescos y las 2.000 figuras hechas de estuco que recorren paredes y techos son una auténtica obra de arte. Merece la pena acercarse hasta esta iglesia a 20 minutos caminando desde la Catedral de Vilnius.

República Independiente de Uzupis

En la capital lituana llegarás a visitar un pequeño país llamado República Independiente de Uzupis. Declarada Patrimonio de la Humanidad, este pequeño barrio bohemio se convirtió en el refugio de personas desfavorecidas y artistas con pocos recursos que empezaron a dar un toque especial a esta parte de la ciudad. Y es que antes de su llegada, en esta zona se ubicaba el principal núcleo de población de judíos en Vilnius, quedando deshabitada y en ruinas tras el Holocausto.

Este autoproclamado país cuenta con un ejército propio de 12 personas. Es “independiente” desde el 1 de abril de 1997, y si lo visitas en su aniversario podrás obtener en tu pasaporte el sello de su estado. En la entrada al barrio tras cruzar el río Vilna te dará la bienvenida el Ángel de Uzupis. A la derecha encontraremos lo que más llama la atención, la Constitución de Uzupis compuesta por 41 artículos en los que se detallan los derechos y obligaciones de los habitantes en diferentes idiomas. Entre ellos:

  • 4. Todos tienen derecho a equivocarse.
  • 9. Todos tienen el derecho a hacer el vago.
  • 26. Todos tienen derecho a celebrar y a no celebrar su cumpleaños.

Otros lugares que ver en Vilnius

Calle de la literatura

Cerca de la sede de la universidad de Vilnius se sitúa una de las calles más peculiares de la capital, la calle de la literatura, literatu gatve. Esta calle peatonal se ha convertido en un auténtico museo al aire libre. Las paredes están llenas de diversos objetos como tazas o jarras realizadas por diferentes artistas que rinden homenaje a numerosos escritores lituanos agradeciendo de esta manera su trabajo por la lucha y conservación de su lengua.

La Sinagoga Coral y el Museo del Holocausto, memorias de la Jerusalén del Norte

Poco queda de la antigua Jerusalén del Norte ya que tras el paso de los alemanes por Vilnius todas las sinagogas que existían en la ciudad fueron completamente destruidas. La Sinagoga Coral fue la única superviviente y el único templo judío activo en la capital lituana hoy en día.

Además, la historia de los judíos en Vilnius se recuerda en el Museo del Holocausto. También conocido como la Casa Verde, este espacio recoge una gran cantidad de información que incluye fotos, relatos y hasta un vídeo que muestran la vida de los judíos en Lituania con sus guetos, escuelas, sinagogas y el detalle de cómo se vivió el Holocausto en Vilnius.  

El Bastión de Artillería de Vilnius

Uno de los restos que se conservan de las antiguas murallas defensivas de la ciudad es el Bastión de Artillería, cuya función era proteger la ciudad ante el ataque de invasores. En su interior se ubica el Museo del Bastión donde se exponen armas, cañones y armaduras. También podrás recorrer el túnel de 48 metros que separa la sala de los cañones de la torre de vigilancia desde la que podrás contemplar unas vistas fantásticas de la ciudad. 

Ribera del río Neris, el río más romántico de Lituania

Cualquier ciudad del mundo es más bonita con un río, y Vilnius cuenta con varios. El río Neris es el más importante de la capital y sus aguas tranquilas son ideales para practicar actividades como el kayak, siempre que no sea en invierno que se congela completamente. Además, uno de los puntos más románticos de Lituania es a orillas de este río. Y es que en uno de los lados verás el “As Tave Myliu” que significa «te quiero», y justo enfrente la respuesta de la otra orilla “Ir As Tave” con «yo también te quiero».

Museo Galería del Ámbar

Sede de una gran colección de piezas de ámbar, el Museo Galería del Ámbar es el lugar ideal para conocer mucho más sobre los orígenes y usos de esta resina en Vilnius. El ámbar es una piedra semipreciosa que ha sido muy apreciada a lo largo de los siglos, siendo el ámbar del Mar Báltico uno de los más valiosos del mundo. En este museo, galería y tienda podrás ver con microscopios insectos fosilizados en ámbar, joyas, figuras y objetos de todo tipo.

Palacio Presidencial de Vilnius

Sede oficial del presidente de Lituania, el Palacio Presidencial es uno de los edificios más majestuosos que visitar en Vilnius. Fue el lugar de residencia de personajes históricos tan importantes como Napoleón Bonaparte o el zar Alejandro I. Es posible realizar una visita guiada por los interiores del palacio y de sus jardines.

Museo Nacional de Lituania

Detrás de la estatua del Rey Mindaugas, primer Gran Duque de Lituania, se encuentra el edificio del Museo Nacional de Lituania en Vilnius. Aquí podrás conocer mucho más sobre la vida en Lituania durante los siglos de historia del país, desde la época de los grandes duques hasta las dos guerras mundiales. Incluye muestras de vestimenta, pinturas, figuras, armas y muebles con siglos de historia.

Otras de las iglesias más bonitas que visitar en Vilnius

En la Ciudad de las Iglesias son muchas las variedades con las que te podrás encontrar. Algunas de las más destacadas son:

  • La Iglesia del Espíritu Santo, utilizada por la comunidad polaca y cuya decoración interior es de las más impresionantes de la capital lituana.
  • La Catedral Ortodoxa de Theotokos, con apariencia de castillo junto a las aguas del río Vilnia. Es del siglo XIV y es una de las más antiguas de Vilnius.
  • La Iglesia Ortodoxa de San Miguel y San Constantino, también es conocida como la Iglesia Romanov ya que fue construida para conmemorar los 300 años de la Dinastía Romanov.
  • Cruzando el puente de Zveryno la pintoresca Iglesia Ortodoxa de Nuestra Señora del Signo.

Palacio de los Grandes Duques de Lituania

El Palacio de los Grandes Duques de Lituania era el centro político de Lituania hasta que fue gravemente dañado y finalmente demolido en 1801. Su reciente reconstrucción finalizó en 2018, y el nuevo edificio funciona ahora como Museo dividido en cuatro tours que te trasladarán a conocer la historia de Lituania.

Tours del Palacio de los Grandes Duques en Vilnius

  • Rutas 1 y 2: las más populares, tendrás acceso a las ruinas del palacio original y a las diferentes salas de ceremonias.
  • Ruta 3: exhibiciones de armas, música y la vida en el palacio.
  • Ruta 4: exhibiciones temporales.

Siemens Arena

Para los amantes del basket, en la capital juega el Rytas Vilnius, uno de los equipos más destacados del país. Sus partidos se disputan en el Siemens Arena, con capacidad para 11.000 espectadores y el cual acoge también la celebración de diferentes espectáculos como conciertos y obras de teatro. Además, en su entrada está el Monumento al baloncesto, una mano agarrando un balón de seis metros que llegó a ser la primera escultura dedicada al baloncesto en Europa.

Torre de la televisión de Vilnius

El edificio más alto que ver en Vilnius es la Torre de la Televisión con sus 326 metros de altura. Desde su plataforma circular tendrás una espectacular panorámica 360 grados de toda la ciudad, río y bosques de sus alrededores. Además, también en lo alto de la torre dispone de un restaurante con la que complementar las magníficas vistas.

Son muchos los atractivos turísticos que ver en Vilnius, una ciudad con mucha historia y que conserva una perfecta armonía con la naturaleza que rompe con la imagen que puedas tener de capital. Y es que ya lo predijo Gediminas siete siglos atrás, la Ciudad de las Iglesias y antigua Jerusalén del Norte es una auténtica ciudad de sueños.

Planifica tu viaje con todo lo que ver en Vilnius

¿Cuántos días se necesitan para ver Vilnius?

Si estás planeando tu viaje a la capital lituana, debes tener en cuenta que como mínimo se necesitan dos días completos para ver Vilnius. Su casco histórico no es muy grande, pero sí que los museos y resto de atractivos turísticos requieren de tiempo… además, habría que añadir un tercer día para Trakai, una de las excursiones imprescindibles desde Vilnius.

Excursiones que hacer en Vilnius

Tu viaje a Vilnius: paso a paso

  • Paso 0: ahorra en comisiones bancarias. Las mejores tarjetas para viajar al extranjero con Bnext (incluye 5 euros de bienvenida desde Marcha Viajera), N26 y Revolut.
  • Paso 1: encuentra tus vuelos al mejor precio. El aeropuerto de Vilnius y el aeropuerto de Kaunas son las principales entradas al país. Otras opciones son Riga en Letonia y Varsovia en Polonia, aunque requieren de traslados posteriores.
  • Paso 2: reserva tus alojamientos más económicos. Aunque el transporte público es eficiente, lo recomendable es conseguir alojamiento máximo a 15 minutos andando de la Plaza de la Catedral de Vilnius.
  • Paso 3: consigue tu seguro de viajes con un 5% de descuento. No necesitas seguro médico si dispones de la Tarjeta Sanitaria Europea. Solo adquiere el seguro si prefieres que te cubra otro tipo de contingencias.
  • Paso 4: tu coche de alquiler con las mejores tarifas. En Vilnius no es necesario que dispongas de coche, solo te lo recomiendo en caso de que amplies tu visita a otras ciudades de Lituania.
  • Paso 5: Traslados desde y al aeropuerto de Vilnius.
  • Paso 6: ¿Excursiones guiadas, traslados y actividades que hacer en Vilnius? Consigue los mejores planes en GetYourGuide Civitatis.

Otros artículos de interés para tu viaje a Vilnius y Lituania

Suscríbete al newsletter de Marcha Viajera

* campo obligatorio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *